Azzurra Tortugas es un fiel exponente de la avidez por vivir en un entorno natural que se potenció a partir de la pandemia. Pero el éxito comercial del emprendimiento se sustenta además en su sofisticación y diseño. De hecho, los propietarios fueron invitados a un cóctel a fin de presentarles el plan de los desarrolladores para algunos espacios comunes como el Pórtico principal de ingreso y el Club House sobre la laguna.

“Lo que buscamos en Azzurra es que la naturaleza sea más protagonista que la arquitectura, para que cuando el usuario ingrese al barrio sienta que está entrando a su casa”. Así define el Arquitecto Ezequiel Gil, cofundador del estudio Pacífica Arquitectura, el concepto que pensaron para los espacios comunes de Azzurra Tortugas, que ya es reconocido dentro del rubro por su distinción y el lugar preponderante que otorga a los espacios verdes.

Con el sol posándose entre la añosa arboleda del lugar, quienes ya adquirieron su terreno en Azzurra pudieron disfrutar de un espléndido atardecer y descubrir la propuesta para estos sectores de la mano de sus propios diseñadores. “El acceso a Azzurra es muy interesante, porque uno entra rodeado de árboles y la guardia recién se descubre varios metros más adelante. Habrá madera, piedra, ladrillos de prensa e iluminación con fanales y ratán”, detalló Ezequiel Gil.

El Club House también fue pensado con una idea distinta. “No tiene una entrada, sino que lo diseñamos como una volumetría de borde que rodea y abraza espacios de uso trabajados con mucho paisajismo. Queremos que se use en primavera, en invierno, en verano, con frío, con calor y cualquier día de la semana. Que parezca una casa más”, señaló el arquitecto.


Con restaurante, espacio de coworking, gimnasio y la laguna como escenario, el objetivo es que gane funcionalidad y esteticismo, pero sin el aura de “actor principal”. Con foco en los detalles, la propuesta arquitectónica de Pacífica para Azzurra Tortugas busca justamente pasar desapercibida y que sean la laguna, el arroyo, los puentes y los árboles los verdaderos protagonistas del lugar.

“Está pensado para que uno pueda caminar por el barrio y relajarse. Con bancos para sentarse y contemplar la naturaleza a lo largo del recorrido”, comentaron los hermanos Ezequiel y Félix Gil, cofundadores de Pacifica, quienes junto a su socio Alexis Plaghos, conciben un estudio que cultiva una arquitectura artística y orgánica.


“Lo que buscamos en Azzurra es que la naturaleza sea más protagonista que la arquitectura, para que cuando el usuario ingrese al barrio sienta que está entrando a su casa”. Así define el Arquitecto Ezequiel Gil, cofundador del estudio Pacífica Arquitectura, el concepto que pensaron para los espacios comunes de Azzurra Tortugas, que ya es reconocido dentro del rubro por su distinción y el lugar preponderante que otorga a los espacios verdes.

Con más de 270 lotes vendidos, Azzurra Tortugas es un fiel exponente de la avidez por vivir en un entorno natural que se potenció a partir de la pandemia. Pero el éxito comercial del emprendimiento se sustenta además en su sofisticación y diseño. De hecho, los propietarios fueron invitados a un cóctel a fin de presentarles el plan de los desarrolladores para algunos espacios comunes como el pórtico principal de ingreso, la guardia y el Club House sobre la laguna.

Con el sol posándose entre la añosa arboleda del lugar, quienes ya adquirieron su terreno en Azzurra pudieron disfrutar de un espléndido atardecer y descubrir la propuesta para estos sectores de la mano de sus propios diseñadores. “El acceso a Azzurra es muy interesante, porque uno entra rodeado de árboles y la guardia recién se descubre varios metros más adelante. Habrá madera, piedra, ladrillos de prensa e iluminación con fanales y ratán”, detalló Ezequiel Gil.

El Club House también fue pensado con una idea distinta. “No tiene una entrada, sino que lo diseñamos como una volumetría de borde que rodea y abraza espacios de uso trabajados con mucho paisajismo. Queremos que se use en primavera, en invierno, en verano, con frío, con calor y cualquier día de la semana. Que parezca una casa más”, señaló el arquitecto.


“Lo que buscamos en Azzurra es que la naturaleza sea más protagonista que la arquitectura, para que cuando el usuario ingrese al barrio sienta que está entrando a su casa”. Así define el Arquitecto Ezequiel Gil, cofundador del estudio Pacífica Arquitectura, el concepto que pensaron para los espacios comunes de Azzurra Tortugas, que ya es reconocido dentro del rubro por su distinción y el lugar preponderante que otorga a los espacios verdes.

Con más de 270 lotes vendidos, Azzurra Tortugas es un fiel exponente de la avidez por vivir en un entorno natural que se potenció a partir de la pandemia. Pero el éxito comercial del emprendimiento se sustenta además en su sofisticación y diseño. De hecho, los propietarios fueron invitados a un cóctel a fin de presentarles el plan de los desarrolladores para algunos espacios comunes como el pórtico principal de ingreso, la guardia y el Club House sobre la laguna con el sol posándose entre la añosa arboleda del lugar, quienes ya adquirieron su terreno en Azzurra pudieron disfrutar de un espléndido atardecer y descubrir la propuesta para estos sectores de la mano de sus propios diseñadores. “El acceso a Azzurra es muy interesante, porque uno entra rodeado de árboles y la guardia recién se descubre varios metros más adelante. Habrá madera, piedra, ladrillos de prensa e iluminación con fanales y ratán”, detalló Ezequiel Gil.

El Club House también fue pensado con una idea distinta. “No tiene una entrada, sino que lo diseñamos como una volumetría de borde que rodea y abraza espacios de uso trabajados con mucho paisajismo. Queremos que se use en primavera, en invierno, en verano, con frío, con calor y cualquier día de la semana. Que parezca una casa más”, señaló el arquitecto.

Con restaurante, espacio de coworking, gimnasio y la laguna como escenario, el objetivo es que gane funcionalidad y esteticismo pero sin el aura de “actor principal”. Con foco en los detalles, la propuesta arquitectónica de Pacífica para Azzurra Tortugas busca justamente pasar desapercibida y que sean la laguna, el arroyo, los puentes y los árboles los verdaderos protagonistas del lugar.

“Está pensado para que uno pueda caminar por el barrio y relajarse. Con bancos para sentarse y contemplar la naturaleza a lo largo del recorrido”, comentaron los hermanos Ezequiel y Félix Gil, cofundadores de Pacifica, quienes junto a su socio Alexis Plaghos, conciben un estudio que cultiva una arquitectura artística y orgánica. Junto a la presentación de áreas comunes como el pórtico de ingreso y el Club House, Azzurra Tortugas también anunció el lanzamiento de la comercialización de los lotes a la laguna.

“El barrio está dividido en 5 sectores, y en uno de ellos ya se pueden empezar las obras particulares. Ahora estamos lanzando una nueva etapa comercial, con 58 lotes exclusivos a la laguna, que tienen entre 900 y 1.100 m2″, comentó Fabián Lusarreta, uno de los Socios de Desarrollos Norte SA, grupo que está desarrollando el barrio con el sello de calidad de Casa Living, la marca inmobiliaria del Grupo La Nación.

“Prácticamente la totalidad de nuestros compradores son familias que eligen Azzurra para vivir en búsqueda de una mejor calidad de vida en contacto con la naturaleza”, destacó Lusarreta. El Masterplan de Azurra Tortugas fue realizado por el Estudio Robirosa, y el proyecto paisajístico está a cargo del reconocido paisajista Carlos Thays, quien comentó que “el paisajismo es un acto de reconocimiento y valoración en el que todo lo proyectado está llamado a preservar el tono del lugar y hacer elocuentes sus dones”.

Una amplísima variedad de árboles añejos, una laguna de más de cuatro hectáreas y 500 metros de largo, y un arroyo que lo atraviesa en toda su extensión componen un escenario realmente idílico. Un acceso principal, un acceso secundario, una completa área deportiva, senderos, club house, gimnasio, SUM, kids club, entre otros, forman parte de la propuesta integral de amenities y servicios de Azzurra Tortugas.